Tratamiento facial con botox
Logos tratamientos botox

¿Qué es el bótox?

La toxina botulínica del tipo A, también llamada botulina o bótox, es una neurotoxina producida por una bacteria. La primera vez que se aplicó en el ámbito de la medicina fue a finales de los años 70 para tratar el estrabismo. Desde entonces, cada vez son más numerosas no sólo sus aplicaciones terapéuticas, sino también sus reconocidos usos en procedimientos estéticos.

El bótox posee la capacidad de paralizar la musculatura. Esto hace que se emplee para el tratamiento de diferentes enfermedades aunque su uso más extendido, y por el que se dio a conocer popularmente, es por su empleo en el sector cosmético para la corrección de las arrugas faciales.

Aunque se trata de un derivado de la toxina que produce el botulismo, la dosis empleada tanto en el ámbito médico como en el de la estética no resulta tóxica para las personas. Aún así, es fundamental ponerse en manos de un profesional acreditado siempre que se recurra a este tipo de procesos.

¿En qué consiste el tratamiento?

La técnica consiste en la infiltración mediante una aguja extrafina de la toxina botulínica en el músculo de la zona que se desea tratar, produciendo su relajación e inhibiendo el movimiento del mismo. De ahí que su aplicación fundamental en estética sea el tratamiento de las arrugas de expresión, es decir aquéllas que aparecen en el entrecejo, la frente, las comisuras de los labios o el contorno de los ojos.

Pídenos más información

Y recuerda que si te acercas a nuestra clínica ¡la primera consulta es gratuita!



Clínica San Clemente

Desde terapias que permiten el rejuvenecimiento de cualquier parte del cuerpo (mediante procesos quirúrgicos y no quirúrgicos, ambulatorios y que no requieren ningún tipo de anestesia) hasta programas de mesoterapia anticelulítica combinados con sesiones de vacunterapia y radiofrecuencia... + sobre nosotros


Contacto
976 089 589
Cita por Whatsapp
601 031 708

Calle Felipe Sanclemente, 4

50001 Zaragoza