• TIPOS DE PRÓTESIS:

    Redondas y anatómicas.

  • ESTANCIA EN CLÍNICA:

    Ingreso de 24 horas. Anestesia general.

  • DURACIÓN DE CIRUGÍA:

    De 1 a 2 horas.

  • RECUPERACIÓN:

    Entre 1 y 3 semanas.

Aumento de pecho. Cuando una mujer acude a nuestra consulta solicitando este tratamiento es porque se dan algunas de estas circunstancias:

  • Por la mejora de la silueta de la mujer.
  • Por sentir que sus mamas han cambiado por los embarazos, los cambios de peso o el transcurso del tiempo y no le gusta lo que ve en el espejo
  • Por corrección: quiere corregir la diferencia de tamaño entre ambos pechos o porque tiene los senos de forma rara y lo desea corregir (mamas tuberosas).
  • Por haber sido operada de un tumor de mama y desea reconstruir los efectos de la cirugía.

¿Quién es buena candidata para un aumento de pecho?

Si consideras que necesitas una cirugía de aumento de pecho, te invitamos a consultarlo con nosotros. Queremos escucharte y nos cuentes qué deseas conseguir. La Dra. Peña te explicará en detalle el procedimiento, mostraremos fotos de antes y después del aumento de pechos y hablaremos contigo de los resultados reales que puedes esperar. También te puedes informar sobre el precio del aumento de pechos para tu caso concreto. Abajo te proporcionamos una introducción a lo que puedes esperar de un aumento de pechos.

Aumento de pecho con cirugia por doctora Sonia Peña

Muchas mujeres desean un aumento de pecho tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riesgo de que el aumento altere futuros embarazos, sí debes saber que las mamas pueden cambiar de aspecto tras un nuevo embarazo.

Durante la primera consulta la Dra Peña evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de pechos y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico. Explicamos las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán tus pechos y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para ti.

Debes exponer tus expectativas de manera sincera y franca para que la doctora sea también franca y te muestre las alternativas disponibles para tu problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También te explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica y los costes de la dicha intervención.

Tipos de prótesis según su forma

Redondas

Son de forma esférica, es decir, iguales en su porción inferior y superior. Por ello, rellena de la misma manera los polos superiores e inferiores. Generalmente son empleadas en aquellas mujeres que desean una mama más rellena en la parte superior del pecho. No obstante, es importante señalar que estos implantes son mucho más limitados en caso de querer variar la forma de la mama o corregir determinados aspectos de la mama.

Anatómicas

Son también conocidas como de forma de gota o lágrima. En estas, el punto de máxima proyección no está en el medio de la prótesis sino un poco más inferior, adoptando el polo inferior una forma más redondeada. Estos implantes tienen muchas más variables a determinar (altura, anchura, proyección, distancia de polo inferior) y por ello, su elección es más compleja y delicada. No obstante, el dominio de este tipo de implantes permite llegar mucho más lejos en una intervención de aumento de pecho o mastopexia.

Tipos de contenido de las prótesis

Gel cohesivo de silicona

Los geles cohesivos de mayor calidad se conocen como “geles de forma estable”. Estos geles mantienen su forma en caso de romperse su envoltura y su contenido no tiene capacidad migratoria. Su tacto es variable en función del grado de cohesividad.

Suero

Desde nuestro punto de vista estas prótesis están obsoletas. Además sus resultados son inferiores y su tacto es mucho más duro por lo que sus indicaciones son muy restringidas.

La cirugía

  • Discomfort: En función de la posición del implante mamario será mayor o menor, no obstante estas molestias son controladas mediante medicación.
  • Debe esperar: Inflamación hasta las 6 semanas; posibles cardenales 2 semanas en laterales; entumecimiento temporal.
  • Resultado final: Al 3º mes
  • Duración del resultado: Años. Los implantes son permanentes, pero su cuerpo cambiará y puede que sea necesario un recambio para seguir disfrutando del mejor resultado.
Aumento de mamas con cirugia por doctora Sonia Peña

El aumento de pecho se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca, dependiendo de la anatomía del paciente, en el límite inferior de la areola o en el surco submamario. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis directamente debajo del tejido mamario, o debajo de la fascia del músculo pectoral mayor, o bien debajo del propio músculo, dependiendo de la anatomía de la paciente, de la forma de la prótesis a implantar y del tipo de resultado que quiera conseguir la paciente. Se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje compresivo sobre las mamas que se retirarán a partir de las 24 horas de la cirugía, dependiendo de la evolución post-quirúrgica..

Los resultados

Podrás realmente apreciar los resultados de un aumento de pechos después del primer mes cuando las mamas ya no estarán tan sensibles e hinchadas. Las cicatrices serán de color rosa durante unas seis semanas pero cada vez se verán menos a lo largo de los siguientes meses.

Riesgos y complicaciones

La cirugía de aumento de pecho es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. En una cirugía de aumento de pecho la complicación más relevante, aunque poco frecuente, es la contractura capsular que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura. Se previene realizando una cirugía correcta y asegurándose de un post-operatorio sin incidencias. En caso de aparición puede ser tratada de diversas maneras, requiriendo en ocasiones extirpar dicha cicatriz interna, e incluso, recambiar la prótesis.

Device

Otra complicación, propia de cualquier cirugía es el hematoma que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada. Un pequeño porcentaje de mujeres puede tener una infección alrededor de la prótesis, normalmente en las primeras semanas después de la cirugía. Algunas mujeres notan los pezones más o menos sensibles, e incluso, sin sensibilidad. Estos cambios suelen ser temporales, aunque en unos pocos casos serán permanentes. No existe evidencia de que las prótesis de mama afecten la fertilidad, el embarazo o la lactancia.

No existe evidencia científica probada de que las prótesis provoquen cáncer de mama o enfermedades del tejido conectivo. La colocación de una prótesis no impide la realización de mamografías.

Preguntas Frecuentes

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de aumento de pecho son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía.

Muchas mujeres desean un aumento de pecho tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riesgo de que el aumento altere futuros embarazos, sí debe saber que las mamas pueden cambiar de aspecto tras un nuevo embarazo.

Planificando una cirugía de aumento de pecho

Durante la primera consulta la Dra. Peña evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de pechos y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su pechos y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted.

Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca para que la doctora sea también franca y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica y los costes de la dicha intervención.

El aumento de pecho con fines estéticos no está incluido dentro del catálogo de prestaciones de la Seguridad Social; no obstante, la reconstrucción tras cirugía por tumores de mama sí lo está.

Para cualquier intervención de aumento de pecho es necesario poner en conocimiento del doctor si es fumadora o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada o dar de mamar. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.

La cirugía de mamas se realiza en un quirófano de nuestra clínica. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente. La cirugía de aumento de pecho se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. Algunos casos muy determinados se pueden realizar bajo anestesia local más sedación.

El aumento de pecho se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca, dependiendo de la anatomía del paciente, en el límite inferior de la areola o en la axila. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis directamente debajo del tejido mamario, o debajo de la fascia del músculo pectoral mayor, o bien debajo del propio músculo, dependiendo de la anatomía de la paciente, de la forma de la prótesis a implantar y del tipo de resultado que quiera conseguir la paciente. Se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje compresivo sobre las mamas que se retirarán a partir de las 24 horas de la cirugía, dependiendo de la evolución post-quirúrgica. El procedimiento dura entre 1 y 2 horas.

La cirugía de aumento de pecho es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. En una cirugía de aumento de pecho la complicación más relevante, aunque poco frecuente, es la contractura capsular que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura. Se previene realizando una cirugía correcta, asegurándose de un post-operatorio sin incidencias y realizándose los masajes apropiados que el Dr. Junco le indicará. En caso de aparición puede ser tratada de diversas maneras, requiriendo en ocasiones extirpar dicha cicatriz interna, e incluso, recambiar la prótesis.

Otra complicación, propia de cualquier cirugía es el hematoma que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada. Un pequeño porcentaje de mujeres puede tener una infección alrededor de la prótesis, normalmente en las primeras semanas después de la cirugía. Algunas mujeres notan los pezones más o menos sensibles, e incluso, sin sensibilidad. Estos cambios suelen ser temporales, aunque en unos pocos casos serán permanentes. No existe evidencia de que las prótesis de mama afecten la fertilidad, el embarazo o la lactancia.

No existe evidencia científica probada de que las prótesis provoquen cáncer de mama o enfermedades del tejido conectivo. La colocación de una prótesis no impide la realización de mamografías.

Una vez decida realizarse la cirugía se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la intervención, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos, vitaminas y suplementos de hierro. En el aumento de pechos no es preciso transfundir sangre durante la cirugía. Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle un par de días.

Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas.

La mayoría de las molestias ocasionadas por la intervención se controlan con la medicación prescrita por la Dra. Peña.

Una cirugía de mamas puede doler durante un par de semanas, el resultado variará en función de la inflamación inicial. El vendaje o los apósitos serán retirados a partir de las 24 horas post-cirugía, siendo sustituidos por un sujetador deportivo, sin aros, que deberá llevar de la manera que le indique el doctor.

El aspecto inicial de los pechos tras una intervención es artificial y de mayor volumen al que corresponde debido a la inflamación propia de la cirugía, deberá esperar a que remita dicha inflamación de 2 a 3 semanas. Aunque los puntos se retiran entre los 7 y 14 días después de lacirugía mamaria, la inflamación residual no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas.

Tras un aumento de pecho podrá volver al trabajo en pocos días, dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones que la Dra. Peña le entregará acerca de los ejercicios que puede o no realizar como evitar levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 a 3 semanas.

Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad pueden seguir realizándose a partir del año post-cirugía, aunque se debe advertir la existencia de la prótesis. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.

Los resultados tras un aumento de pecho suelen ser muy gratos para la paciente. Las revisiones periódicas por la Dra. Peña y las mamografías periódicas (si le corresponden por su edad) asegurarán que si hubiese alguna complicación sea detectada a tiempo y solucionada.

La decisión de someterse a un aumento de pecho es algo muy personal que no todo el mundo tiene porqué entender; si usted está satisfecha, la intervención habrá sido un éxito.

Galería de casos: antes/después

Pídenos más información

Y recuerda que si te acercas a nuestra clínica ¡la primera consulta es gratuita!



Clínica San Clemente

Desde terapias que permiten el rejuvenecimiento de cualquier parte del cuerpo (mediante procesos quirúrgicos y no quirúrgicos, ambulatorios y que no requieren ningún tipo de anestesia) hasta programas de mesoterapia anticelulítica combinados con sesiones de vacunterapia y radiofrecuencia... + sobre nosotros


Contacto
976 089 589
Cita por Whatsapp
601 031 708

Calle Felipe Sanclemente, 4

50001 Zaragoza